Cuando hablamos de Switch nos referimos a uno de los dispositivos más importantes de una red. Gracias a ella, la red contará con un rendimiento óptimo, contando con unos mejores resultados.

Actualmente, existen dos tipos de switch, el gestionable, también conocido como administrable y el no gestionable (o no administrable). Pero ¿Qué diferencias existen entre ambos? ¿Cuál es más recomendable?

Como se ha comentado anteriormente el switch se trata de uno de los dispositivos más importantes de la red, más concretamente es aquel aparato que nos permite conectar múltiples dispositivos a una red local.

De esta forma los aparatos estarán interconectados pudiendo comunicarse unos con otros, teniendo así acceso a diferentes recursos del sistema. Esto quiere decir que podrán compartir diferentes recursos como el software, documentos, impresoras…

Para conseguir lograr esta comunicación, los switch cuenta con una serie de puertos. Puedes encontrar varios tipos de switch con más o menos número de puertos. Actualmente, existen de 5, 8, 24 y 48 puertos e incluso más. Cuanta más cantidad de puertos posea, más dispositivos podrás conectar a una misma red.

Por otro lado, también podemos diferenciar los Switch PoE, se trata de aquellos dispositivos que nos permiten alimentar los puertos de acceso WIFI o las cámaras IP con PoE. Gracias a este dispositivo se puede llegar a alimentar los dispositivos a través del clave de red Ethernet.

Y ya, por último, nos encontramos con la mayor diferencia de todas, las switch gestionable y las no gestionable:

Switch no gestionable

Se trata del dispositivo recomendado cuando no se necesitan de las funciones avanzadas y únicamente requieres conectar varios dispositivos.  Cumple solamente las funciones básicas del switch.

 

Switch gestionable

Al contario que él no gestionable, este cuenta con una mayor cantidad de prestaciones. Este dispositivo cuenta con todas las funciones y poseen diferentes opciones de configuración avanzada.

De esta forma, te permitirá configurarlo conforme a las necesidades de tu red. Te ofrece un mayor control, pudiendo motorizar a un mayor nivel el rendimiento de la red. Siendo esta opción una gran ventaja, ya que podrán motorizar todos los dispositivos conectados y encontrar cualquier error con facilidad.

Tal es su nivel de control que podrás configurar cada puerto conforme a las necesidades que necesites cubrir.

 

Si quiere una mayor información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Resolveremos encantados cualquier duda que se te presente.